viernes, 7 de abril de 2017

Al bombardear a Siria, Trump amenaza a la humanidad

Conviene no olvidar que Trump actúa como instrumento de la maquinaria de guerra, de intereses económicos y políticos y de un sistema mediático perverso
Al bombardear a Siria, EEUU coloca a la humanidad al borde de una guerra apocalíptica cuyo desenlace podría ser el fin de la humanidad.
El ataque com misiles contra una base aérea siria en la provincia de Homs fue lanzado a partir de navíos de la US Navy basados en la base naval de Rota, en España.
El presidente sirio Bassar Al Assad ya había negado cualquier responsabilidad en el bombardeo de un hospital con armas químicas y reafirmó la condena a esa acción terrorista.
En EEUU, destacados miembros del Congreso, republicanos y demócratas, apoyaron la iniciativa de Trump.
En la víspera, Hillary Clinton había sugerido que EEUU bombardease Siria. Recuérdese que ella es partidaria del recurso a las armas nucleares, tal como la mayoría de los generales del Pentágono.
En Europa, Francia, Reino Unido, Alemania, España y los gobiernos de otros países de la OTAN se apresuraron a manifestar su apoyo al ataque armado a Siria.

El Presidente de Rusia Vladimir Putin condenó con vehemencia la agresión de EEUU a un estado soberano, a partir de un pretexto inventado. Anunció la suspensión de todos los acuerdos con EEUU y pidió una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.
Irán también condenó la agresión.

China, cuyo presidente se encuentra de visita en EEUU, se limitó a una declaración ambigua.
La primera conclusión a sacar del trágico acontecimiento es la de que el actual ocupante de la Casa Blanca es un irresponsable, un demente. El hecho de haber sido electo y la popularidad que lo envuelve son esclarecedores de la decadencia de una sociedad para la cual el dinero es un valor supremo.
Pero conviene no olvidar que Trump actúa como instrumento de la maquinaria de guerra, de intereses económicos y políticos y de un sistema mediático perverso y poderosísimo.
El bombardeo criminal de Siria abre una crisis cuyo desenlace puede ser una nueva guerra mundial, una crisis que socava la continuidad de la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario