domingo, 13 de agosto de 2017

El FMI plantea su posible traslado a China

Antonio Gershenson
Publicado el 13 de agosto de 2017

Durante los últimos meses varios países, especialmente dentro de la región Asia-Pacífico, se habían alejado, o fueron alejados, de Estados Unidos, y se habían acercado a China. Ésta es considerada por la mayoría de las fuentes como el segundo lugar mundial, en cuanto a la economía, después de Estados Unidos.

Los estudios que yo he podido conocer y publicar, hechos en diferentes países, coincidieron en que en 10 años o menos, conforme al hecho de que China crece mucho más rápido que Estados Unidos pasaría al primer lugar. Algunas de estas investigaciones llegaron más lejos y fueron al cálculo de que dentro de periodos más largos, China sería el primer lugar, India el segundo y Estados Unidos el tercero, para 2050. Este último estudio fue dado a conocer en Londres a principios de mayo pasado por la PricewaterhouseCoopers (PwC). Lo comentamos el 7 de ese mismo mes en el artículo Estados Unidos, la fuerza anunciada y el dólar rechazado.

Pues bien, el 24 de julio la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) habló en un evento de un grupo de expertos del Centro para el Desarrollo Global, en su sede en Washington. Dijo que en unos 10 años si China mantiene su ritmo de crecimiento económico y tiene una buena representación en el FMI, éste se trasladaría de Washington a Pekín, capital china.

Los estatutos del Fondo Monetario Internacional establecen que la sede central de la institución debe estar en el país con la mayor economía del fondo.

En ese momento, el FMI había revisado su previsión del ritmo de crecimiento económico de China, considerando los hechos económicos respectivos, a 6.7 por ciento en 2017 y 6.4 por ciento para 2018 (coincidiendo con los montos calculados por el gobierno chino). El ritmo para 2017 sería igual al del año pasado. El ritmo del segundo trimestre de crecimiento de China fue igual al del primero, también de 6.7 por ciento.

Frente a estos porcentajes, el aumento económico que calcula, prevé y ha anunciado en escritos, para Estados Unidos el Banco Mundial, es de 1.3 por ciento.

Alemania y otros países europeos han aumentado su comercio con China, y sus inversiones en ella, y no se ve que se opongan a la aplicación de los estatutos mencionados del FMI.

Ya en artículos anteriores hemos mencionado otros cambios en lo que va del año, como la formación de una institución comercial de 16 países de Asia y el Pacífico, con una población conjunta cercana a la mitad de la población mundial. Se han seguido dando pasos, incluso reuniones, en ese sentido, y se mantiene el acuerdo de formalizar esa institución para fines de este año. Incluye a China, India, Japón, Indonesia, Pakistán, Filipinas y otros 10 países. Sólo los seis mencionados tienen en su conjunto más de tres mil 200 millones de habitantes. Más de 10 veces la población de Estados Unidos.

El actual presidente estadounidense se siente como el amo del mundo, quiere imponer su voluntad a todos, y no es consciente de que el mundo está cambiando. Tampoco los que todavía gobiernan a México y se someten al norte.

Hay quienes, ante los problemas en el norte, plantean mayores relaciones en el sur, claro, con los gobiernos más derechistas. Pero no de puede ignorar que el mayor crecimiento económico del mundo está en el oriente. Si incluso el Fondo Monetario Internacional, antes controlado por Estados Umidos, voltea hacia China como su futura capital, no se puede ignorarla y voltear hacia otro lado, y también a India, ambos países con alrededor de 7 por ciento de aumento económico anual, frente a 1.3 por ciento de EU, y con un gobernante muy especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario