miércoles, 22 de marzo de 2017

La “asesina Bonaerense”: durante un tiroteo que los vecinos calificaron de “gatillo fácil”, la policía de Vidal mató a una mujer en el barrio de La Boca

Efectivos de la Bonaerense abrieron fuego contra un conventillo mientras perseguían a supuestos delincuentes que habían robado un auto en Lanús. Y efectivos de la Policía de la Ciudad agredió con balas de goma a la población de barrio. La mujer herida está embarazada. Ante la reacción de los vecinos, la Policía de la Ciudad los reprimió. Temprano por los canales C5N y A24 aparecieron testimonios encontrados. Algunos vecinos calificaron de brutal represión policial y otros de descontrol porque dicen que hubo quienes apedrearon a la policía cuando esta se enfrentaba con un grupo de delincuentes. Las investigaciones judiciales debería esclarecer pero lo que resulta evidente es que las fuerzas represivas una vez más incurrieron en grave violencia institucional, si no en otros delitos más graves. La TV informaba que los investigadores ya incautaron las armas de los policías involucrados. Indignación en el vecindario.

Una mujer murió esta madrugada y otra sigue internada en grave estado en el Hospital Argerich tras haber sido baleadas por efectivos de la Policía Bonaerense, que abrieron fuego contra un conventillo en La Boca mientras perseguían a dos supuestos delincuentes que habían robado un auto en Lanús.

El trágico episodio ocurrió ayer, pasadas las diez de la noche, según reportó Página 12. En la esquina de Gregorio Aráoz de Lamadrid y Ministro Brin, en La Boca, un grupo de vecinos tomaba mate, entre ellos las dos mujeres baleadas. Según describieron los testigos, patrulleros de la bonaerense llegaron hasta el lugar a los tiros mientras perseguían a un auto, el de los presuntos delincuentes.

“Fue como en una película”, relató Luciano Álvarez, integrante de la cooperativa de vivienda Los Pibes, que vio todo y llegó a grabarlo con su celular. En cuanto escucharon los tiros y vieron el patrullero, los vecinos que estaban en la vereda corrieron a resguardarse. Claudia Ovejero, de 41 años, recibió un tiro en el ojo, que le atravesó la cabeza, y murió horas más tarde en el Hospital Argerich. La otra mujer, de la que no trascendió su nombre, recibió un impacto en el hombro y continúa internada en el mismo hospital.

“Los policías corrieron a tiros a los supuestos delincuentes y cuando llegaron a la puerta del conventillo siguieron disparando. Las balas eran todas de plomo. Por debajo de las puertas de chapa se veía a las mujeres tiradas y el charco de sangre”, contó Álvarez.

Tras ver a las mujeres tiradas y para frenar la violencia policial, que a esa altura contaba con veinte patrulleros en el barrio, los vecinos salieron a la calle y pidieron a gritos a los efectivos que dejaran de disparar y que llamaran a una ambulancia. “Cuando todo el mundo salió a la calle empezaron a reprimir con itakas y balas de goma. Hay vecinos que tienen todas las piernas y brazos marcados por los impactos”, aseguró el integrante de la cooperativa.

Según el testimonio de los vecinos, de la represión posterior al tiroteo de la Bonaerense participaron efectivos de la Policía de la Ciudad. Según confirmaron voceros de dicha fuerza, los patrulleros de la Ciudad llegaron a la zona luego de escuchar los disparos y tras ser alertados de la persecución. La versión oficial confirma que los policías porteños dispararon con balas de goma aunque sostiene que fueron los vecinos quienes comenzaron a agredir a los efectivos.

Por su parte, esta mañana el sitio Cosecha Roja consignaba que dos mujeres que tomaban mate en la vereda fueron baleadas en una persecución policial que en Lanús tras el robo de una camioneta y terminó con una balacera en La Boca. Las víctimas fueron trasladadas de urgencia al hospital Cosme Argerich. Una de ellas, identificada como Claudia Ovejero, tenía 41 años y recibió un disparo en el rostro. Murió camino al hospital.

Después del tiroteo los vecinos del barrio protestaron por el accionar de la policía y dañaron el patrullero de la Bonaerense. La policía de la ciudad disparó balas de plomo contra los manifestantes y militarizó el barrio.

“Estábamos tomando mate en la puerta y emperazon los disparos de la Bonaerense. Fue la policía la que disparó”, dijo la hermana de una de las baleadas. “A Claudia lamentablemente le salvó la vida mi hermana, porque la bala impactó en mi hermana y después en ella. Todo lo arrancó La Bonaerense. Lo único que veníamos era a ellas dos tiradas y a mi sobrino que no le impactó porque gracias a dios mi hermana cayó arriba de él. Estábamos todos en la vereda, un auto pasó como diez veces adelante nuestro hasta que llegó la policía. Y la policía empezó a disparar”.

Luciano Álvarez, vocero del comedor “Los Pibes”, dijo a los medios que el tiroteo empezó cerca de las 10:20, una hora en la que los vecinos del barrio todavía siguen en las veredas. “Entraron a los tiros limpios, como si La Boca no fuera un barrio de gente trabajadora. Y después del asesinato de esta vecina, cuando el barrio salió a decirles que frenen la balacera, que iba a haber todavía mas muertos, lanzaron una represión indiscriminada”.

“Desde el balcón vi una camioneta de la bonaerense persiguiendo a un auto negro. Y después de eso vi a todos los vecinos que salieron a decirles que dejen de disparar, que ya habían matado a la vecina. Estaban todos los vecinos en la calle. En ese momento salimos y empezó otra escena con una cacería corriendo a la gente por la calle con itakazos”, dijo Alvarez.

En tanto, Clarín sostenía que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aclaró que la “Policía de la Ciudad no tenía armas con balas” en momentos en que se desató un tiroteo entre agentes bonaerenses y ladrones en La Boca, donde murió una mujer que quedó en medio del episodio.

Rodríguez Larreta señaló que, según la información que le suministró la cúpula policial en las últimas horas, “la persona falleció” durante “la persecución y tiroteo” entre policías y asaltantes, “no en la manifestación posterior” que protagonizaron vecinos, en repudio del accionar de los efectivos.”La información que tengo es que la Policía de la Ciudad no tenía armas con balas en ese momento”, remarcó el jefe comunal, en declaraciones a radio Con Vos.

Añadió que la investigación de los hechos “ya está en manos de la Justicia”.Cuando se le preguntó si eso significaba que la bala partió de una pistola de uniformados de la provincia de Buenos Aires, Rodríguez Larreta enfatizó: “Yo no puedo hablar de la actuación de la Bonaerense; solo digo que la Policía de la Ciudad no tenía balas en ese momento”.

Al consultársele su opinión sobre si existiría un caso de mala praxis o de gatillo fácil, el titular del Ejecutivo porteño insistió en su actitud cauta y evitó fijar posición al respecto.

“No lo sé, evaluar si hay mala praxis con esta información…no puedo saber cuán bien o mal fue aplicado el Protocolo (de seguridad) de algo que sucedió hace horas y que me informó el jefe de policía esta madrugada”, destacó.

Anoche, en la esquina porteña de Pedro de Mendoza y Aráoz de Lamadrid, una patrulla de la Policía Bonaerense se enfrentó con los ocupantes de un Fiat 500 robado al que venían persiguiendo desde Lanús.En Ministro Brin al 1300, dos vecinas del barrio que estaban afuera de sus casas resultaron heridas, una de las cuales murió a las pocas horas en el Hospital Argerich.

La Policía de la Ciudad intervino para dispersar a los manifestantes que habían reaccionado contra los agentes de la Bonaerense tras el episodio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario