Moreno y Rivadavia

Por Enrique de Gandia*

[Del libro "Orígenes ocultos del 25 de mayo de 1810. Editorial O.C.E.S.A. 17 de octubre de 1960 págs. 261 y 262]

La enemistad que desde las invasiones inglesas separo cada día más a Liniers y a Saavedra por una parte,  y a Alzaga y a moreno por la otra, se aumenta con la intervención  de un personaje en esos momentos secundario-don Bernardino Rivadavia-que, andando el tiempo, no más de tres años, desmpeñaria un papel de trágicos resultados.

En efecto; el 31 de diciembre de 1808, el virrey Liniers pidió al cabildo que se concediese la plaza de Alférez Real o Mayor Propietario a don Bernardino González Rivadavia. "por premio a sus servicios". El Cabildo, con Álzaga de alcalde de primer voto, se indignó; el virrey quería desposeerlo de sus regalías y prerrogativas imponiéndole la elección de una persona que carecía de toda representación. En el acta de la fecha puede leerse este juicio hecho por el Cabildo y esta decisión que respondía al pensamiento de Alzaga y al consejo de Moreno, abogado y secretario del Cabildo: "... no admitir entre sus individuos personas incapaces; que en este grado se halla don Bernardino  Gonzáles Rivadavia; que éste no ha salido aún del estado de hijo de familia, no tiene carrera, es notoriamente de ningunas facultades, joven sin ejercicio, sin el menor merito, y de otras cualidades que son públicas en esta ciudad y que hará patente el cabildo a pesar de suponerse lo contrario ..."  Son los mayores insultos que el orgulloso Rivadavia recibió en su vida. El odio a Martín de Alzaga comenzó en su pecho con el ardor del fuego. En cuanto  al desprecio que Mariano Moreno sentía por Rivadavia puede leerse en un alegato que reproduce su hermano Manuel en la Colección de Arengas en el foro y escritos del doctor don Mariano Moreno... (londres, 1936:obra reimpresa varias veces). Dijo: A la verdad, señores, ¿cuando se inició este  este repentino comerciante en la carrera del comercio? ¿Cuáles han sido sus principios, cuál su giro, cuales sus conocimientos, cuáles los fondos o actos mercantiles por donde se haya hecho conocer en esta ciudad? ¿Es acaso presumible que una gruesa y complicada negociación se encomiende a la administración de un joven que no conoce las calidades de los efectos; que no distingue la bretaña de Francia de la de Hamburgo, que ignora los precios, que es incapaz de comparar valores y que carece de los conocimientos facultativos que exigen la práctica y los principios que él no ha tenido? ¿Acaso la calidad de comerciante será el vil precio del que tenga bastante impavidez para aparentarla sin haberla merecido?...Sírvase Vuestra Señoría fijar la vista sobre la conducta pública de este joven: ya sostiene un estudio abierto sin ser letrado; ya usurpa el aire de los sabios, sin haber frecuentado las aulas; unas veces aparece de regidor que ha de durar pocos momentos; en otras se presenta como un comerciante acaudalado de vastas negociaciones que ni entiende, ni tiene fondos suficientes para sostener; [y todos esos papeles son triste efecto de la tenacidad con que afecta ser grande en todas las carreras, cuando en ninguna de ellas ha dado el primer paso”...]**

Rivadavia no levanto cabeza mientras Alzaga tuvo influencia en buenos Aires y, después de Alzaga, Moreno.  

*Enrique de Gandía fue un historiador y sociólogo argentino, autor de más de un centenar de libros. Wikipedia

**Lo que figura entre corcheas no pertenece al texto de Enrique de Gandia, sino a "Mariano Moreno ´Escrito presentado ante el Tribunal del Consulado en 1809´. Página 42. Colección “Grandes protagonistas de la Historia Argentina”.” Bernardino Rivadavia”. Editorial Planeta. 1999.