miércoles, 19 de julio de 2017

Jakob Fugger, "el hombre más rico de la historia", del que quizás nunca escuchaste hablar


Si viviera hoy, Jakob Fugger (1459-1525) sería más rico que Bill Gates, Warren Buffet, Carlos Slim y Mark Zuckerberg combinados.

Según su biógrafo Greg Steinmetz, durante su vida el banquero y mercader alemán -apodado "El rico"- llegó a amasar una fortuna equivalente hoy a US$400.000 millones.
La portada de la biografía que escribió sobre Fugger el experiodista Greg Steinmetz, con el retrato pintado por Alberto Durero.
Steinmetz, exeditor de The Wall Street Journal, lo considera el hombre másacaudalado de la historia y así tituló el libro que escribió sobre Fugger en 2015.
Pero aunque algunos cuestionen que se puedan comparar las riquezas de distintas épocas históricas hay algo de lo que Steinmetz está seguro.
El proyecto de viviendas sociales que creó en su ciudad de Ausburgo sigue existiendo 500 años después y alberga a jubilados que pagan solo 1 dólar al año.
"Jakob Fugger fue sin dudas el banquero más poderoso de todos los tiempos", le aseguró a BBC Mundo desde su casa en Nueva York.
¿En qué basa su afirmación?
"Durante la época que vivió Fugger, el Renacimiento, el mundo estaba controlado por dos figuras: el emperador del Imperio Romano y el Papa. Y Fugger financió a ambos", señaló.
Según el autor, ningún banquero en toda la historia tuvo tanta influencia sobre el poder político como él.
Baño de la mansión de los Fugger en Augsburgo.
"Fugger decidió que el Rey de España, Carlos I, debía ser el emperador de Roma y logró su elección (como Carlos V)", afirmó.
"Carlos V colonizó el Nuevo Mundo. La historia no sería igual si él no hubiera llegado al poder", consideró.

Desconocido

¿Como se explica entonces que muy pocos hayamos escuchado hablar de Jakob Fugger? y en cambio sí conozcamos mucho sobre otros de sus contemporáneos, como los Médici, los hermanos Cesare y Lucrezia Borgia o Nicolás Maquiavelo.
Su obra más famosa es Fuggerei: un proyecto de viviendas sociales que creó en su ciudad de Augsburgo, en el sur de Alemania, y que sigue siendo conocido porque quienes viven allí pagan un alquiler de US$1 al año.
"Los banqueros están acostumbrados a trabajar detrás de escena", explicó Steinmetz, sobre su poca notoriedad.

Legado

Sin embargo, eso no significa que Jakob Fugger no haya dejado su huella. De hecho, su influencia puede sentirse aún hoy, aunque muchos no lo sepamos.
Aquí te presentamos cinco cosas que le debemos a este ilustre desconocido:
1. Creó la primera multinacional
En su época la actividad económica era poca. Los ricos vivían de su tierra y del trabajo de los campesinos, que recibían a cambio protección.
Fugger negoció derechos mineros a cambio de sus préstamos y así logró monopolizar el comercio de cobre y plata.
Además, comerció especias. Así, fue uno de los fundadores del capitalismo.
2. Creó el primer servicio de noticias
Fugger sabía que la información es valiosa y por ende quiso acceder a ella antes que sus competidores.
Para ello le pagó a mensajeros para que le trajeran información sobre la actividad comercial y política de distintas ciudades.
Sus sucesores mantuvieron la tradición y eventualmente crearon las Fugger Newsletters, que algunos consideran uno de los primeros diarios de la historia.
3. Creó las cuentas de ahorro, en su versión moderna
Ya otros, como los Médici, tenían bancos, pero la Iglesia Católica no permitía el pago de intereses, por considerarlo usura.
Fugger convenció al Papa Leo X -un cliente suyo- de levantar esa prohibición y empezó a ofrecer un interés del 5% anual a los clientes que depositaban su dinero en su banco de Augsburgo.
4. Financió a exploradores
Tenía 33 años cuando Colón descubrió América. Interesado en el potencial económico de estas expediciones financió el primer viaje a India.
También fue uno de los financistas del viaje alrededor del mundo de Fernando de Magallanes.
5. Provocó la Reforma protestante
Uno de los negocios que mantuvo Fugger con el Vaticano fue la venta de indulgencias.
Lo propuso como forma de financiar la catedral de San Pedro. La mitad de lo recaudado iba para ese fin y la otra mitad se la quedaba.
Este año se cumplen 500 años desde que Martín Lutero protestó contra este negocio, dando pie a la Reforma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario