viernes, 26 de mayo de 2017

Frai Bartolome de las Casas, obispo español en Mexico defensor de los indios y muy crítico con la colonización española.



Nació el 11 de Julio de 1474 y murió el 26 de Mayo de 1566. Fue nombrado obispo de Chiapas el 30 de marzo de 1544.

Bartolomé de las Casas fue un fraile dominico, cronista, filósofo, teólogo, jurista, obispo de Chiapas en el Virreinato de Nueva España, escritor y principal apologista de los indígenas siendo el «Procurador o protector universal de todos los indios de las Indias».
Básicamente fue autodidacta, partió a las Indias en 1502; diez años más tarde se ordenó sacerdote en La Española –el primero en el Nuevo Mundo- y en 1513 se marchó como capellán en la expedición que conquistó Cuba.

Conmocionado por los abusos de los colonos españoles hacia los indígenas y su gradual extinción, empezó una campaña en defensa de los derechos humanos de los indios, renunciando a la encomienda que le había concedido el Gobernador de Cuba y denunciando esta institución como una forma de esclavitud encubierta.

Convencido de que la evangelización constituía la única justificación de la presencia española en América, Las Casas planteó la necesidad de reformar las Leyes de Indias, que se habían mostrado en la práctica totalmente ineficaces para evitar los abusos y suprimir la encomienda como forma de recompensa a los colonos, replanteando la colonización del continente a partir de comunidades mixtas de indígenas y campesinos castellanos –optando por la economía colonial agrícola antes que minera.

Para la isla de La Española proponía una colonización enteramente castellana, reforzada con la importación de esclavos negros africanos –cuya explotación consideraba legítima, en un exceso de celo por proteger a los indios.

Carlos I entregó a Las Casas un plan de colonización en tierra firme según sus propuestas, pero el proyecto fracasó por la resistencia de los indios, las represalias de los colonizadores y la mala selección del personal.

En 1523 ingresó en la orden dominica, pues esta había defendido la dignidad de los indios desde el inicio de la conquista. En 1537-1538 dirigió la colonización de Guatemala con mejor fortuna, logrando controlar el territorio con medios pacíficos y desterrando la encomienda, aunque el tributo indígena que implantó conducía con frecuencia a la servidumbre personal como forma de pago

Sus ideas llegaron hasta España, donde hacia 1540 se debatió sobre la legitimidad del domino español sobre las Indias. En esta época tubo lugar una revisión de legislación indiana, y se adoptaron las llamadas Leyes Nuevas (1542-1543), que reflejaban la influencia de Las Casas, al considerar a los indios hombres libres que no podían ser esclavizados ni sometidos a trabajos penosos, y al prohibir la creación de nuevas encomiendas y disolver automáticamente las de eclesiásticos y oficiales reales.

En 1543 Las Casas fue nombrado obispo de Chiapas –México-, aunque el rechazo a sus inflexibles exigencias morales le hizo regresar definitivamente a Castilla en 1547. Su polémica sobre la licitud de una guerra contra infieles que desconocían el Evangelio se plasmó en las Instrucciones de 1556, que exigieron de los españoles una actitud pacífica y misional hacia los pueblos de América aún no conquistados.

Desde 1551 hasta su muerte, ejerció de procurador de indios, transmitiendo a las autoridades las quejas de la población indígena de la América española.

Publicó en 1552 la "Brevísima relación de la destrucción de las Indias", donde denunciaba los abusos de la colonización española con una actitud crítica inasumible para su época, dando alas a la proliferación de la “leyenda negra” española.

La película “También la Lluvia”,estrenada en 2010, de la directora española Icíar Bollaín, en la que cuenta la historia de un equipo que está rodando, en el año 2000 en Cochabamba, una película sobre el descubrimiento del Nuevo Mundo y los primeros años de la conquista. En el tiempo que dura el rodaje se produce una revuelta social por la privatización de la compañía de aguas, en la que se verán finalmente implicados algunos miembros del equipo. En el trasfondo de la historia se encuentra el sermón de fr. Antón de Montesinos en el Adviento de 1511 y el papel de Bartolomé de las Casas en la defensa de los indios. El sermón sigue teniendo actualidad.

La película reivindica el importante papel de estos dos dominicos españoles en ese momento histórico.