jueves, 13 de abril de 2017

El día que Venezuela no durmió hasta que Chávez volvió

Publicado el 13 de abril de 2017

CARACAS (Sputnik) — Este 13 de abril se cumplen 15 años del retorno del expresidente Hugo Chávez (1999 -2013), tras una desaparición que duró más de 24 horas y que llenó de angustias a un país, que no durmió hasta que él reapareció.


"Chávez no renunció, lo secuestraron", fue la frase que quedó en la mente de Carmen Rojas, militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y habitante de Coche, un sector popular del oeste de la capital. 
Yo tenía ocho meses de embarazo, y recuerdo que ese día no aguantaba la tristeza, se habían llevado a mi líder y veía a un impostor (Pedro Carmona Estanga) juramentándose e intentando borrar los logros de la revolución, y con ese impulso, sin dormir y mi barriga enorme me lancé a las calles a defender mis derechos", contó a Sputnik.
 Desde la tarde del 11 de abril, cuando el choque entre movilizaciones de oposición y Gobierno cobró la vida de 19 personas, el paradero de Chávez era desconocido.
La madrugada del 12 de abril, el alto mando militar anunció que tras los graves sucesos de ese día, se le había presentado al mandatario una carta de renuncia y este la había aceptado.

"Esa noche en mi casa nadie durmió, no éramos afectos a Chávez, pero eso de que lo hubiesen desaparecido, no saber si lo habían matado, qué había pasado con él, nos angustió mucho, nos pareció que estaba muy mal, fueron horas de angustia", dijo Rosalba Pietro, residente de la ciudad de Guarenas, periferia capitalina.

El 12 de abril, representantes de la oposición comenzaron a detener a líderes del chavismo, lo que fue denominado como una casería de brujas, algunos festejaban lo ocurrido, pero recuerdan cómo la gente se lanzó a las calles.

En mi familia debo admitir que celebramos; esperábamos que Chávez no regresara nunca más, pero recuerdo que la gente que lo seguía tomó las calles, se fue a los medios privados (RCTV y Globovisión) a protestar, a exigir que apareciera, se fueron a Miraflores (sede de Gobierno), la gente estaba resteada", expresó José Gómez, residente del oeste capitalino.

Benjamín Arias, miembro del PSUV, afirmó que estaba dispuesto a todo cuando salió a las calles el 13 de abril.

"Nosotros por primera vez tuvimos la oportunidad de tener un presidente que se preocupara por su pueblo, por los venezolanos, una vez que nos lo quitaron, el amor era tan grande que estábamos dispuestos a dar la vida, por él hacíamos lo que fuese", acotó.
 Benjamín comenzó a pintar paredes en Catia (oeste capitalino) en las que escribían "Chávez no ha renunciado, Chávez está secuestrado", asegura que la idea era que el mensaje estuviera en todas partes.
Y es que, unas horas antes, Chávez, retenido en la isla La Orchila (norte), había logrado escribir en una hoja blanca un mensaje: "Yo, Hugo Chávez Frías, venezolano, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, declaro: 'No he renunciado al poder legítimo que el pueblo venezolano me dio. ¡¡Para siempre!! Hugo Chávez Frías'".

Por su parte, Beatriz Moreno recuerda cómo fotocopiadoras en Catia funcionaban sin cesar para hacer folletos con el mensaje de Chávez.

En las calles, la mañana del 13, el toque de diana se hizo sentir en varios lugares de Venezuela, los seguidores del presidente Chávez hicieron de ese sonido el eco de su convocatoria a las calles, donde se mantuvieron hasta el 14, día en el que el jefe de Estado retornó al país.

"Nosotros reaccionamos al día siguiente (el 13 de abril), y salimos, era mucha gente gritando a la puerta de Miraflores y allí amanecimos, hasta que nuestro presidente regresó", contó Moreno.
Al ser consultada sobre qué haría si en Venezuela volviera a ocurrir algo similar, respondió sin titubear: "Me iría nuevamente a las calles".

"Ya no tenemos a nuestro presidente Chávez, pero nos dejó un legado, nos dejó el cambio, nos despertó políticamente, porque a nosotros nos ignoraban, nos decían por quién votar, pero ahora estamos despiertos, así como nuestro presidente Chávez dio la vida, así mismo la damos nosotros", expresó.

Ello, ante las protestas de oposición que coinciden, al igual que otros años, con la emblemática fecha, en la que un golpe de Estado sacó por casi dos días al presidente Hugo Chávez del Palacio de Miraflores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario