martes, 21 de marzo de 2017

URSS. ¿Qué fue la NEP?

Giannina Torres

La revolución rusa es el acontecimiento histórico más importante de la humanidad. Gracias a la existencia de un partido y una dirección adecuada, por primera vez, excluyendo la Comuna de París, millones de hombres y mujeres comunes y corrientes, derrumbaron el viejo estado opresor con sus propias fuerzas y tomaron las riendas de sus destinos.

En octubre de 1917, los bolcheviques tomaron el poder de forma pacífica, la violencia se apoderó de Rusia sólo después de eso, cuando el imperialismo decidió intervenir militarmente contra la revolución. Durante los tres años después de la revolución de octubre, los bolcheviques tuvieron que enfrentarse a los ejércitos blancos, reforzados por la intervención de por lo menos 21 ejércitos extranjeros.


Rusia era ya un país atrasado y su ejército estaba descompuesto por completo, pero la guerra civil empeoró la situación. La población padecía hambre, el Ejército Rojo no tenía reservas de suministros (los soldados incluso combatían descalzos), los obreros se ausentaban de las fábricas y talleres a causa del hambre, la mortalidad era enorme (sobre todo en los niños) y el tifus hacía estragos en todos los distritos. En un momento de la guerra civil, el poder soviético se limitó a dos provincias. Sin embargo, la revolución salió victoriosa. Trotsky creó de la nada un numeroso ejército centralizado utilizando como su principal cimiento las ideas de Octubre.

Comunismo de guerra


Conforme aumentaba la Guerra Civil la violencia se intensificaba y se convirtió una necesidad para el joven estado obrero el no permitir que los capitalistas hostiles a la revolución controlaran cualquier parte de la economía. En este periodo es en el que se instauró el llamado comunismo de guerra que consistió en una serie de medidas tomadas desde el naciente estado obrero para asegurar su victoria en la guerra civil y la supervivencia de la revolución, introduciendo en todos los sectores económicos el control obrero (sobre la producción, almacenamiento, compra y venta de todos los productos y materias primas), nacionalizando las empresas privadas que se negaron a aceptarlo y la posterior monopolización de la producción de trigo. La perspectiva bolchevique era que el comunismo de guerra podría convertirse en el verdadero socialismo con la ayuda de la clase obrera europea occidental.

Pero, como Trotsky explicó, las masas sólo pueden sacrificar su hoy por su mañana hasta un límite muy definido. Inevitablemente, el excesivo esfuerzo de la guerra mundial, la revolución, los casi cuatro años de sangrienta guerra civil y el hambre, que acabó con cinco millones de habitantes, minaron la moral y numéricamente a la clase obrera. Para 1921, la catástrofe era generalizada. Todo ello como consecuencia del retraso de la revolución internacional. Una vez que las revoluciones en los países capitalistas avanzados no habían triunfado, era necesario que el estado obrero ruso considerara dar pasos atrás.

Entre el campesinado, crecía el descontento debido a las requisas constantes y forzosas de grano, a cambio de lo cual no recibían bienes manufacturados. El comunismo de guerra constituía cada vez más una situación potencialmente peligrosa. Enfrentado a la implacable oposición de las masas campesinas, agotadas después de años de guerra civil y requisas, Lenin y Trotsky explicaron la necesidad de dar un paso atrás respecto al comunismo de guerra y la necesidad de restaurar el mercado para poder cicatrizar la separación entre el campo y la ciudad. La Nueva Política Económica (NEP) se introdujo, por Lenin y Trotsky en 1921.

NEP


Dada la extrema pobreza del joven estado soviético, los bolcheviques no tenían medios para desarrollar el enorme potencial industrial de esa enorme región. La idea de un plan completo sin el uso de cualquier mercado tuvo que ser abandonado debido al bajo nivel de las fuerzas productivas.

Los puntos principales de esta política fueron los siguientes:

1.              En la agricultura: a los campesinos se les permitió vender sus excedentes en el mercado a cambio de pagar un impuesto al Estado.

2.              En la Industria: Algunas privatizaciones de menor importancia de la producción a pequeña escala se llevaron a cabo y algunas de las medianas empresas industriales y fábricas de luz eran arrendadas a particulares y cooperativas. Las diferencias en los salarios, por ejemplo, a través de la pieza de trabajo se permitió.

3.              A los comerciantes privados se les permitió operar hasta cierto punto.

4.              A los capitalistas extranjeros se ofrecieron concesiones.

A cambio de inversión y tecnología extranjera, de las cuales carecía la revolución, Lenin estaba dispuesto a permitir que inversionistas extranjeros abrieran fábricas y minas en territorio soviético, empleando trabajadores y generando beneficios, a condición de que respetaran las leyes de trabajo soviéticas y pagaran impuestos. Pero la condición principal para hacer tales concesiones era que la clase trabajadora, bajo el liderazgo del partido bolchevique, mantuviera el control del estado.

Se abolieron las requisas de grano y se sustituyeron por un impuesto en especie. La NEP favoreció a los elementos agrarios más ricos y permitió la compraventa y cierta acumulación. Se restauró el mercado para animar un cierto comercio privado y promover la producción. El comercio establecería el vínculo esencial entre la masa de los campesinos y las industrias nacionalizadas.

Peligros de la NEP:


La NEP fue un conjunto de concesiones temporales a las masas pequeño-burguesas a fin de evitar que el divorcio entre trabajadores y campesinos condujese al derrumbamiento del poder soviético. Lenin señaló muchas veces que para poder consolidar los triunfos de la revolución y avanzar al socialismo, era indispensable la victoria de la revolución socialista en uno o varios de los países avanzados de Europa. Ello habría sido posible de no ser por la cobardía y la traición de los líderes socialdemócratas europeos que descabezaron la revolución alemana. Pero una vez que la revolución rusa quedó aislada en condiciones de atraso espantoso, el retroceso era inevitable.

A medida que la NEP se desarrollaba la producción agrícola se incrementó y la industria se mejoró enormemente. Pero como resultado de este los kulaks (campesinos ricos) y NEP-men (ciudadanos enriquecidos gracias a la NEP, en su mayoría comerciantes privados) emergieron como un sector con intereses propios. La NEP sirvió para fortalecer a los campesinos ricos en detrimento del proletariado. La NEP, junto a la derrota de la revolución alemana de 1923, fue realmente el origen de la degeneración de la revolución Rusa.

Caricatura Estalinista


Al mismo tiempo, Trotsky comienza su lucha contra la burocracia, mientras Lenin yacía en su lecho de muerte.

La camarilla de Stalin-Bujarin, que se apoyaba en las capas y las clases más atrasadas de la sociedad (los kulaks, los nepmen y los pequeños capitalistas), asestó toda una serie de cambios de golpes a la revolución volviendo realidad todos los peligros que Lenin y Trotsky habían advertido al aprobar la NEP. Aparte de estimular a los elementos capitalistas en el interior de Rusia, las políticas del ala de derechas de la dirección condujeron a toda una serie de cambios de rumbo a escala internacional, que culminaron con la terrible carnicería de la revolución china de 1927.

La Oposición de Izquierda fue expulsada del partido en 1927. Durante esta etapa el ala de derecha en la que se apoyaba Stalin teorizaba sobre la construcción del socialismo “a paso de tortuga”. Trotsky y la Oposición de Izquierda tenían una perspectiva completamente diferente. Ellos entendieron que las mejoras para los campesinos, sobre todo las capas más pobres, eran necesarias, pero explicó que la manera más eficaz de conseguirlo sería tener una industria más desarrollada capaz de proporcionar a los campesinos, por ejemplo, los tractores. Pero la única base sobre la que esta se podría haber logrado fue la implementación de planes quinquenales, un plan para lo que se llamó acumulación primitiva socialista con base en los impuestos a los campesinos ricos y la democracia obrera. Stalin y la derecha ridiculizaron esta idea, afirmando que era imposible y acusó a la oposición de izquierda de ser "super-industrializadores".

Sin embargo la creciente influencia de los campesinos ricos, la negativa de entregar los alimentos al estado ocasionó que en 1928 Stalin, apoyándose en la burocracia, rompiera violentamente con la derecha (encabezada por Bujarin) y, retomando de manera distorsionada parte de la plataforma de la Oposición, emprendiera la colectivización forzosa e indiscriminada. En las granjas se nacionalizó todo, hasta el último pollo sin eclosionar. Todos los mercados fueron cerrados y sustituidos por un plan centralizado burocrático. El comercio exterior fue casi borrado por la idea de la autosuficiencia. En muchos sentidos, la locura de la colectivización ocasionó una hambruna en la que murieron millones de campesinos los cuales preferían sacrificar sus pocas gallinas antes de entregarlas a los agentes de la burocracia. La Unión Soviética nunca terminó de recuperarse de ésta locura ultraizquierdista.

Conclusiones


En la transición hacia el socialismo, es inevitable que algunos elementos de capitalismo continúen existiendo junto a los elementos de economía planificada socialista. Esto incluye una cierta cantidad de pequeños negocios, tiendas, pequeñas parcelas campesinas, etc. En sí mismo, esto no debería plantear ningún riesgo al socialismo, siempre y cuando las palancas claves de la economía permanezcan en manos del estado, y el estado y la industria en manos de la clase trabajadora. Bajo estas condiciones, y sólo bajo estas condiciones, un pequeño sector privado podría y debería ser permitido, siempre y cuando el estado mantenga un firme control sobre las palancas dominantes de la economía. La NEP en Rusia fue una reforma necesaria para tender un puente entre los obreros y campesinos, pero utilizarla como argumento para defender al capitalismo expresa una completa ignorancia o engaño consciente. Si bien la NEP implicaba peligros para la economía planificada y jugó un papel en el proceso de burocratización, el elemento central que explica la degeneración de la revolución fue el aislamiento de la revolución en un país atrasado. Si la NEP demuestra algo no es a favor de los reformistas burgueses sino a favor del internacionalismo proletario.
Como hemos dicho en ocasiones anteriores, los que abogan por el retorno al capitalismo en Cuba o pretenden solucionar la crisis económica por medio del despido de empelados estatales, la promoción del empleo por cuenta propia, y las concesiones a la iniciativa privada, etc., apelan al “modelo chino” y/o a la NEP para dar un “barniz socialista” a sus argumentos. No se trata de repetir formulas generales acerca de la economía de transición, sino de analizar hechos, tendencias concretas. La situación actual en Cuba es por mucho distinta a la de Rusia de entonces y ninguna solución duradera se encontrará si no se acaba con los privilegios de la burocracia y sino se introducen verdaderas medidas de democracia obrera en la industria, en la sociedad y en es estado.