lunes, 19 de diciembre de 2016

Hasta siempre "Tío" Cámpora

argentina.ar
El 19 de diciembre de 1980, en México, falleció el ex presidente Héctor J. Cámpora, símbolo de una Argentina convulsionada y vertiginosa.
Cámpora, apodado “El Tío”, fue odontólogo y político, hombre de confianza de Juan Domingo Perón que asumió la presidencia en 1973.

Nació en Mercedes el 26 de marzo de 1909, y se radicó en San Andrés de Giles. Fue comisionado municipal y diputado nacional, y presidente de la Cámara de Diputados entre 1948 y 1952.
Luego del golpe que derrocó a Perón en 1955, Cámpora, acusado falsamente de corrupción y malversación de fondos, fue encarcelado y protagonizó, junto a otros dirigentes peronistas, una espectacular fuga del penal de Río Gallegos.
Designado delegado personal de Perón en 1971, dos años más tarde triunfó con el 50% de los votos en una elección presidencial de la que no estaba proscripto el peronismo aunque sí su líder.
Lo primero que hizo fue amnistiar a los presos políticos.
El Tío fue el mayor reflejo de lealtad hacia su líder, Juan Domingo Perón, y en consecuencia, después de 49 días, renunció a la presidencia para que pudieran realizarse las primeras elecciones auténticamente libres después de 18 años, donde Perón gana con el 60% de los votos.
Fue designado embajador en México, luego de la muerte de Perón fue cesanteado y perseguido por el lopezreguismo, que había desestabilizado las líneas internas del gobierno para desplazar a las juventudes peronistas que se habían ganado un lugar en el gobiero de Cámpora.


Tras el golpe cívico-militar, Cámpora salva milagrosamente la vida al poder asilarse en la embajada de México, donde permaneció tres crueles años encerrado, hasta que la dictadura se avino a entregarle el salvoconducto para salir del país una vez que hubo comprobado que el cáncer que padecía se hallaba en su fase terminal.